La Fundación Proyecto de Vida reconoce la importancia que tiene la conservación, el manejo sostenible de recursos y la restauración de ecosistemas. Por ello, nuestros niños, niñas y adolescentes se unieron y recolectaron más de 150 botellas con residuos de empaques flexibles que se sumarán a la iniciativa de la Fundación Botellas de Amor. Este proyecto promueve el llenado de botellas para transformarlas en madera plástica. La madera plástica se utiliza para construir parques infantiles, mobiliario urbano y viviendas en beneficio de poblaciones vulnerables. 

Categorías: Actividades