Gracias al proyecto Genero Paz, cofinanciado por el Ministerio de Asuntos Extranjeros y Europeos de Luxemburgo, las niñas, niños y adolescentes que asisten a la Fundación Proyecto de Vida además de aprender acerca de sus derechos sexuales y reproductivos, crean normas de convivencia que promueven el buen trato, la inclusión y la igualdad,  convirtiéndose con ello en vigías de derechos que perciben la diversidad como riqueza.

 

También puedes leer: Previniendo los Embarazos No Deseados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *